Comunidade Caná

Comunidad Católica de Alianza integrada por familias en el seno de la Renovación Carismática


El Papa Francisco nos marca el camino para
la COMUNIÓN a toda la FAMILIA carismática de España

     Este único servicio para la corriente de gracia que es la Renovación Carismática Católica, deseado en varias ocasiones por el Papa Francisco, lleva el nombre de CHARIS y se propone desarrollar su trabajo en beneficio de todas las expresiones de la Renovación Carismática Católica, al servicio de todas ellas.

   Cada realidad carismática seguirá siendo lo que es, en pleno respeto a su propia identidad, y permanecerá bajo la jurisdicción de la autoridad eclesiástica de quien depende. Cada realidad carismática podrá usar libremente, para el cumplimiento de su misión, de todos los servicios que CHARIS prestará, objetivo fundamental que el nuevo organismo se propone.

   El 19 de enero de 2019 tuvo lugar el primer Encuentro de todas las expresiones y realidades carismáticas existentes en España.


A la espera de otras realidades carismáticas que quieran sumarse, ESTAMOS ya en CHARIS:
2 Asociaciones de Grupos de Oración: RCCE y RCCeE.
1 Fraternidad: Familias Invencibles.
1 Escuela de Evangelización: S. Andrés.
4 Comunidades: Israel, Fe y vida, SCV y Caná.


   Hemos designado un comité provisional para seguir adelante con el proceso: Óscar(RCCE), Lázaro (RCCeE), José Antonio (Familias Invencibles), Queca (Siervos de Cristo vivo) y Mari Carmen (Escuela de Evangelización S. Andrés).



    Este comité nos convoca al segundo Encuentro, que tendrá lugar el próximo 23 de noviembre de 2019 en el Centro de Espiritualidad y Acogida de las Hermanas del Amor de Dios, en la calle Estocolmo 17 (Madrid), con el objeto de conocernos, orar juntos y tomar las primeras decisiones importantes para organizar el nuevo único servicio para esta corriente de gracia en España.
   Comenzará a las 10:00 de la mañana y terminaremos hacia las 18:00. La Eucaristía será presidida por D. Luis Manuel Romero, Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar (CEAS).

     Sería bueno que entre todos hiciésemos llegar esta convocatoria a las expresiones carismáticas en España que conozcamos y que estén interesadas en la implantación de CHARIS España.




      El noviazgo es el tiempo en el cual los dos están llamados a realizar un trabajo compartido sobre el amor; un trabajo en profundidad. Se descubren poco a poco el uno al otro.  El hombre ‘aprende’ acerca de esta mujer, su novia; y la mujer ‘aprende’ acerca de este hombre, su novio.      
      Desde esta perspectiva -apuntada por el Papa Francisco- hemos preparado 15 temas para ayudaros a verificar vuestro amor. Nuestra propuesta es acompañaros en este camino que tiene meta. La clave ha de ser el diálogo que estos temas, como etapas de un camino, susciten entre vosotros, los novios.


El ITINERARIO se desarrolla en ENCUENTROS MENSUALES
Comenzamos nuevo curso el viernes 8 de noviembre de 2019 
20:00 · Parroquia de S. Fernando (Santiago)
Estamos a vuestra disposición para aclararos más detalles 
986.313.795   canacomunidade@gmail.com    636.086.986 (WhatsApp)
   
 Más detalles en este vídeo
"Aprender a amar a alguien no es algo que se improvisa 
ni puede ser el objetivo de un breve curso 
previo a la celebración del matrimonio
(Amoris laetitia 208)



Si os sentís llamados a vivir vuestra vida de fe con otras familias y no sabéis cómo hacerlo, aquí tenéis una manera de empezar.


ENCUENTROS ABIERTOS, cada MES, 
a cualquier familia que quiera participar 
Niños - Jóvenes - Mayores

Rectoral de S. Xoán de Tirán (Moaña-Pontevedra)
¡No es bueno que  tu FAMILIA esté sola!
23 noviembre - 14 diciembre
18 enero - 8 febrero - 7 marzo
18 abril - 23 mayo - 20 junio

¿Quieres más información?
Eva y Nacho: egmolinos@gmail.com
FAMILIAS INVENCIBLES
http://familiasinvencibles-rcc.org

  En este AUDIO explicamos qué es FAMILIAS INVENCIBLES


Sed vosotros mismos el canto que vais a cantar. Canto nuevo, vida nueva” 
(S. Agustín)

Este libro, en torno a la música y el canto desde la experiencia del Espírituahonda en cuestiones clave:
  • ¿Cómo descubrir el verdadero sentido que Dios quiere dar a la música en nuestra vida y en nuestra fe, tanto en el plano personal como en el comunitario?
  • ¿Qué nos dice el Señor a través de su Palabra y de nuestra Madre la Iglesia sobre todo ello?
  • ¿Qué papel tiene la música en la evangelización y la oración?
  • ¿Qué música y de qué modo?




     > Y DE NUEVO VENDRÁ CON GLORIA <

     La primera parte del ADVIENTO no se refiere al pasado, sino al futuro; no celebra lo ya acontecido, sino lo que vendrá. Recordar el pasado a veces produce nostalgia. Esperar, con esperanza cierta, un futuro de plenitud debería dar una mayor calidad a la vida.

    Según lo que esperamos y a quien esperamos, así vivimos. Quien espera, aún en medio de muchos dolores, la curación de una enfermedad, vive con mucha más alegría que quien, sin sufrir tanto, sabe que con su enfermedad tiene los días contados. Quien espera la pronta liberación, aún en medio de sufrimientos e incomodidades, vive con más alegría que quien sólo espera la muerte.
   

    Por otra parte, cuando el Señor venga glorioso quedará clara la verdad de todas las cosas. Quedará claro que lo único que tiene futuro es el amor, la verdad, la justicia. Y que el odio, la guerra y el mal no tienen ningún futuro. Quedará claro quien es ese que vino humildemente, al que se podía rechazar, porque no quería ni podía imponerse. Cuando el Señor venga glorioso triunfará definitivamente el bien. En este sentido, los cristianos tenemos la clave de lo que vale y de lo que no vale. ¡Qué pena perder el tiempo por lo que no vale!

    Del al 8 de diciembre (2019) celebraremos en Madrid nuestro Encuentro de Comunidad de ADVIENTO. Los Encuentros comunitarios son mensuales; normalmente, de fin de semana. En todos ellos hay oración, revisión de vida, formación, participación en la Eucaristía dominical y preparación de las acciones pastorales y de evangelización que lleva a cabo la Comunidad. Los niños y jóvenes se integran en las reuniones en momentos de oración, ayudando a los adultos en actividades domésticas u organizativas y realizando actividades formativas adecuadas a su edad.


    La Comunidad acoge la singularidad de cada familia, creando unas relaciones fraternas, aprendiendo unos de otros en la oración y el compartir humano, espiritual y material, en la línea de las primeras comunidades cristianas (Hech 2). Cada familia de la Comunidad camina como Iglesia doméstica. Nuestro modelo es la Familia de Nazaret. Hacemos oración en familia al terminar el día: Rosario, Vísperas, lectura de la Biblia acorde con los tiempos litúrgicos...

    Cada familia se compromete a rezar por las otras familias de la Comunidad y a mantener una comunicación cercana, tanto los adultos como los jóvenes y los niños, a visitarnos unos a otros y compartir de cerca nuestras dificultades y alegrías, luces y sombras... Es motivo constante de nuestro compartir, en primer lugar, nuestra propia vida -para crecer espiritualmente y dar mayor gloria a Dios- y, en segundo lugar, nuestro servicio a la Iglesia.

    Todas las familias necesitamos un espacio de intimidad y un espacio de apertura a los otros. Es importante mantener estas distancias. Cada familia ha de ir haciendo su propio camino con el Señor: camino de amor y oración, acción y contemplación, vida familiar y vida de servicio a la Iglesia. Comunidade Caná es una comunidad de comunidades.

   Propiciamos la constante formación cristiana de todos los miembros de la Comunidad. Una formación bíblica, doctrinal y espiritual que va encaminada a servir a la Iglesia, fundamentalmente en el campo de la familia. Se cuida de modo especial el trato con los sacerdotes.

   Cuando así lo pide una familia, la Comunidad trata de potenciar, apoyar y ayudar la acción evangelizadora que está realizando en el lugar donde vive. La Comunidad va creando un estilo evangelizador propio que tiene como elementos principales la oración y el testimonio.


 

Celebraremos -Dios mediante- la Fiesta de la Sagrada Familia el Domingo 29 de diciembre de 2019, con una EUCARISTÍA muy especial. Será a las 18:00 horas. Estamos convocados por nuestro Arzobispo, D. Julián. Queremos contar con tu presencia y tu participación activa. Para ello es importante saberse los cantos

Quizá pudieras venir con tu familia y con otras familias, amigos, jóvenes, niños, gente de tu parroquia... Un modo de motivar la participación puede ser, precisamente, reunirse antes para preparar los cantos.
  




     Estos materiales didácticos están destinados a que nuestros niños y niñas aprendan a valorar la vida humana. Pueden aplicarse en el marco de la Catequesis Parroquial, en la clase de Religión, en grupos de familias... o, simplemente, en casa.

    Es tiempo de felicitarnos por toda vida humana que viene a este mundo. Porque hay mucha Vida en cada vida, la Iglesia nos propone la Jornada por la Vida, Solemnidad de la Anunciación del Señor.

Darás a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús 
(Lc 1, 31)
.
Hemos editado un cuaderno de fichas, un cuaderno del catequista y un desplegable.
Se pueden adquirir por separado y a muy buen precio. 
Información y pedidos: 986.313.795 -  cana@comunidadecana.org  



El Padre eterno, por un ubérrimo y misterioso designio de su sabiduría y de su bondad, creó el mundo universo, decretó elevar a los hombres a la participación de la vida divina y, caídos por el pecado de Adán, no los abandonó, sino que les otorgó siempre los auxilios necesarios para la salvación, en atención a Cristo redentor, que es imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura. El Padre, desde toda la eternidad, conoció a los que había escogido y los predestinó a ser imagen de su Hijo, para que él fuera el primogénito de muchos hermanos. Determinó reunir a cuantos creen en Cristo en la santa Iglesia, la cual fue ya prefigurada desde el origen del mundo y preparada admirablemente en la historia del pueblo de Israel y en el antiguo Testamento, fue constituida en los últimos tiempos y manifestada por la efusión del Espíritu y se perfeccionará gloriosamente al fin de los tiempos. 

Entonces, como se lee en los santos Padres, todos los justos descendientes de Adán, desde Abel el justo hasta el último elegido, se congregarán delante del Padre en una Iglesia universal. Por su parte, todos aquellos que todavía no han recibido el Evangelio están ordenados al pueblo de Dios por varios motivos. Y, en primer lugar, aquel pueblo a quien se confiaron las alianzas y las promesas, y del que nació Cristo según la carne; pueblo, según la elección, amadísimo a causa de los padres: porque los dones y la vocación de Dios son irrevocables. Pero el designio de salvación abarca también a todos los que reconocen al Creador, entre los cuales están en primer lugar los musulmanes, que, confesando profesar la fe de Abrahán, adoran con nosotros a un solo Dios, misericordioso, que ha de juzgar a los hombres en el último día. Este mismo Dios tampoco está lejos de aquellos otros que, entre sombras e imágenes, buscan al Dios desconocido, puesto que es el Señor quien da a todos la vida, el aliento y todas las cosas, y el Salvador quiere que todos los hombres se salven.

Pues los que inculpablemente desconocen el Evangelio y la Iglesia de Cristo, pero buscan con sinceridad a Dios y se esfuerzan, bajo el influjo de la gracia, en cumplir con sus obras la voluntad divina, conocida por el dictamen de la conciencia, pueden conseguir la salvación eterna. Y la divina Providencia no niega los auxilios necesarios para la salvación a aquellos que, sin culpa por su parte, no han llegado todavía a un expreso conocimiento de Dios y se esfuerzan, con la gracia divina, en conseguir una vida recta.

La Iglesia considera que todo lo bueno y verdadero que se da entre estos hombres es como una preparación al Evangelio y que es dado por aquel que ilumina a todo hombre para que al fin tenga la vida.

De la Constitución Dogmática Lumen Gentium, sobre la Iglesia, 
del Concilio Vaticano II (Núms. 2, 16) 
“Quedaron todos llenos del Espíritu Santo” 
(Hch 2, 4)

Y desde aquel día, el Espíritu puso en marcha la historia del nuevo pueblo de Dios...

    Nuestro Retiro de Servidores de FF. II. 2020 tendrá lugar en Madrid los días 10-12 de eneroDios quiere hacer de nosotros un nuevo pueblo de discípulos misioneros SERVIDORES: “Vosotros sois linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido para anunciar las alabanzas de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su admirable luz.” (1 Pe 2, 9)
   De modo que... ¡pongámonos en marcha! Hermanos, Dios es fiel y nos espera porque quiere hacer grandes cosas a través de nosotros.
    Además de los ENLACES, hay familias que han sentido la llamada de Dios a dar un paso más en Familias Invencibles, poniéndose a disposición para servir en aquello que se les pida. Necesitamos fortalecernos espiritualmente para poder “combatir el buen combate”, beber de la fuente que es el mismo Dios y ser UNGIDOS por su ESPÍRITU SANTO.


     "La llamada a ser comunidad es un don de Dios, que tal vez llega a la persona por sorpresa. Pero esta experiencia es frágil como una semilla plantada en la tierra. Hay que saber sacar las consecuencias de esta experiencia inicial y eliminar ciertos valores para elegir otros nuevos. Así, poco a poco, se orienta uno hacia una opción positiva y definitiva por la comunidad.
    Cuando hundimos nuestras raíces en tierra es cuando comenzamos a ver los frutos. Estar plantado en la tierra es comenzar a vivir con un nuevo sentido la misión. Surge una nueva capacidad de dar la vida, no en mí solo, sino en el cuerpo de la comunidad.
     Porque nuestros corazones son pobres y vacíos, ¡están disponibles! Dejamos sitio para recibir a nuestros hermanos.
    Porque nuestros corazones son pobres y vacíos, ¡están heridos! Dejamos que suba hacia Ti, el grito de nuestra sed.
     Y te damos gracias, Señor, por el camino de fecundidad que has elegido para nosotros.
   Seguimos diciendo "sí" a este camino. Creemos que es nuestra fecundidad, que tenemos que pasar por él para crecer en Ti."
[Jean Vanier]

   Los días 24, 25 y 26 de enero (2020) celebraremos en Tirán nuestro Encuentro de ComunidadLos Encuentros comunitarios son mensuales; normalmente, de fin de semana. En todos ellos hay oración, revisión de vida, formación, participación en la Eucaristía dominical y preparación de las acciones pastorales y de evangelización que lleva a cabo la Comunidad. Los niños y jóvenes se integran en las reuniones en momentos de oración, ayudando a los adultos en actividades domésticas u organizativas y realizando actividades formativas adecuadas a su edad.

   
La Comunidad acoge la singularidad de cada familia, creando unas relaciones fraternas, aprendiendo unos de otros en la oración y el compartir humano, espiritual y material, en la línea de las primeras comunidades cristianas (Hech 2). Cada familia de la Comunidad camina como Iglesia doméstica. Nuestro modelo es la Familia de Nazaret. Hacemos oración en familia al terminar el día: Rosario, Vísperas, lectura de la Biblia acorde con los tiempos litúrgicos...

    Cada familia se compromete a rezar por las otras familias de la Comunidad y a mantener una comunicación cercana, tanto los adultos como los jóvenes y los niños, a visitarnos unos a otros y compartir de cerca nuestras dificultades y alegrías, luces y sombras... Es motivo constante de nuestro compartir, en primer lugar, nuestra propia vida -para crecer espiritualmente y dar mayor gloria a Dios- y, en segundo lugar, nuestro servicio a la Iglesia.

    Todas las familias necesitamos un espacio de intimidad y un espacio de apertura a los otros. Es importante mantener estas distancias. Cada familia ha de ir haciendo su propio camino con el Señor: camino de amor y oración, acción y contemplación, vida familiar y vida de servicio a la Iglesia. Comunidade Caná es una comunidad de comunidades.

   Propiciamos la constante formación cristiana de todos los miembros de la Comunidad. Una formación bíblica, doctrinal y espiritual que va encaminada a servir a la Iglesia, fundamentalmente en el campo de la familia. Se cuida de modo especial el trato con los sacerdotes.

   Cuando así lo pide una familia, la Comunidad trata de potenciar, apoyar y ayudar la acción evangelizadora que está realizando en el lugar donde vive. La Comunidad va creando un estilo evangelizador propio que tiene como elementos principales la oración y el testimonio.


 

   Por primera vez en Galicia, tendrá lugar un RETIRO de Proyecto de Amor Conyugal. Será, Dios mediante, en Tui, los días 31 de enero y 1/2 de febrero de 2020. 
   Estamos, confiados en el Señor, en que va a ser un gran bien para muchos matrimonios. Desde Comunidade Caná os invitamos a participar con nosotros y a invitar a otros.
   Para presentarlo, hemos tenido un ENCUENTRO con sus fundadores, José Luis y Magüi, en nuestra Casa de Tirán el sábado 26 de octubre.

A LUZ que nos dá a VIDA, a inmensa graza ofrecida gratuitamente a toda persoa
por un Deus vivo que se achega . . . e loita a MORTE por TI.
.


"E levantándose no intre,volveron a Xerusalén e atoparon reunidos aos Once e aos que estaban con eles que dicían: É verdade! Resucitou o Señor e aparecéuselle a Simón! Eles tamén contaron o que lles pasara polo camiño, e como o recoñeceran no partir o pan" (Lc 24, 33-35)
..
Amazing Grace on the way

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 -17 - 18 - 19 - 20
21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31 - 32 - 33 - 34 - 35 - 38 - 39 - 40
41 - 42 - 43 - 44 - 45 - 46 - 47 - 48 - 49 - 50 - 51 - 52 - 53 - 54 - 55 - 56 - 57 - 58 - 59
60 - 61 - 62 - 63 - 64 - 66 - 67 - 68 - 69 - 70 - 71 - 72 - 73 - 74 - 75 - 77 - 78 - 79 - 80 - 81


  • Sábado 25 de abril 2019, de 11:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:30.
  • Domingo 26 de abril 2019, de 10:30 a 13:00.
Local parroquial de S. Martiño (Moaña)
Información inscripciones
canacomunidade@gmail.com

Paqui 986 166 401 (a partir de las 21:00)

    Cuando los novios empiezan a preparar su boda, la Iglesia ofrece una preparación inmediata, un encuentro para mostrar el proyecto de Dios para el hombre y la mujer, la belleza y la verdad de este amor para siempre. 
    Es un tiempo de formación que ayuda a dar sentido al paso que va a dar la pareja. No es suficiente preparar todo lo relativo a la fiesta en los aspectos externos. 
     Dios quiere encontrar un tiempo para hablar a los futuros esposos...



El canto nuevo 
 "¡Sed vosotros mismos el canto que vais a cantar!" (S. Agustín)

El canto en nuestras asambleas cristianas, tan lleno de riquezas, carecería de valor y de consistencia si no estuviese animado por el cántico interior del corazón del cual es expresión y donde tiene su fuente. El culto agradable a Dios brota del corazón. El canto en espíritu y en verdad enlaza la oración con la vida. Nuestra música es para expresar el Amor con todo el corazón y con toda el alma.

Además del canto expresado por nuestros labios, existe un cántico interior que resuena en lo profundo del corazón humano. "Sin voz también es posible cantar, con tal de que resuene interiormente el espíritu. Pues cantamos no para los hombres sino para Dios, que puede escuchar nuestros corazones y penetrar en la intimidad de nuestra alma" (S. Juan Crisóstomo). El cántico interior no está en oposición con el canto vocal; al contrario, es el alma y el verdadero contenido de éste. "¡ Alabemos al Señor nuestro Dios no solamente con la voz, sino también con el corazón... La voz que va dirigida a los hombres es el sonido; la voz para Dios es el afecto" (S. Agustín).

En la liturgia, el canto exterior calla a menudo para la proclamación de la Palabra, para las oraciones y para el silencio sagrado; pero el cántico interior no debe cesar jamás. En concreto, en el salmo responsorial el/la salmista nos pone la Palabra de Dios en los oídos y en los labios; la escuchamos y participamos con la antífona. Mientras el oído escucha al salmista, el corazón debe continuar cantando internamente.



La terminación de la asamblea y de sus cantos no debe hacer callar ese cántico interior. Pues no basta con cantar las alabanzas de Dios; hace falta la vida. San Agustín nos dice: "Sed vosotros mismos el canto que vais a cantar". "Os exhorto, hermanos, a alabar a Dios. Pero alabad con todo lo que sois, es decir, que no sólo alabe a Dios vuestra lengua y vuestra voz, sino también vuestra conciencia, vuestra vida, vuestras obras... Por tanto, hermanos, no os preocupéis simplemente de la voz cuando alabáis a Dios; alabadle totalmente: que cante la voz, que cante la vida, que canten las obras". "¿Quieres que la alabanza resulte agradable a tu Dios? No juntes al buen canto la estridencia de tus malas costumbres. Los que alabáis, ¡vivid bien!. La alabanza de los impíos ofende a Dios. El se fija más en tu vida que en el sonido de tu voz".

El canto de la vida ha de unirse al canto de los labios. No sólo para que de ese modo sea la alabanza de toda la persona, sino para que se pueda experimentar verdaderamente aquello que se dice en el canto. De nuevo nos enseña Agustín : "No podréis experimentar qué verdadero es lo que cantáis si no empezáis a obrar lo que cantáis. Empezad a obrar y veréis lo que estoy diciendo. Entonces fluyen las lágrimas a cada palabra. Entonces se canta el salmo y el corazón hace lo que se canta en el salmo. . Porque los oídos de Dios atienden al corazón del hombre. Muchos son atendidos estando sus bocas en silencio y otros muchos no son escuchados a pesar de sus grandes clamores".

La Palabra de Dios cantada continúa presente en la vida del cristiano. Si el cántico interior no se apaga, los cantos seguirán resonando fuera de los muros de las iglesias como un eco vivo y una prolongación espiritual de nuestra oración en nuestras vidas.

Más enseñanzas para el Ministerio de Música en el libro "El Espíritu Santo en clave de sol"



De Iglesia en salida... a Iglesia a la intemperie

Lázaro, ¡SAL fuera! (Jn 11, 43)
Si la SAL se vuelve sosa, ¿con qué la salaréis? (Mc 9, 50)
ID al mundo entero y anunciad el Evangelio (Mc 16, 15)

   No se trata de salir porque las iglesias se han quedado vacías y hemos de buscar gente para llenarlas de nuevo. Se trata de vivir en camino, como la primitiva Iglesia, al pairo del Espíritu, en lucha y contemplación, lejos de las seguridades y el poder mundano. Fijos los ojos en Aquél que se hizo un tatuaje con mi nombre en Sus manos, y en Sus pies, y en Su costado. Aquel que, fuera de las murallas, murió en la Cruz por mí, entregando toda su vida por amor. A la intemperie.


   "La única relación verdadera que se puede tener con Cristo es la contemporaneidad. Relacionarse con un difunto, es una relación estética: su vida ha perdido el aguijón, no afecta a la mía; me permite admirarlo y me deja vivir a mi aire. La cuestión de la contemporaneidad de Cristo es decisiva para la salvación. 

    Y, en efecto, los mayores problemas de la Iglesia europea han comenzado permitiendo que se redujese a Jesucristo a un mito: algo que durante muchos siglos ha servido como muleta para la conciencia moral de la humanidad, la cual, hoy en día, puede caminar por sí misma. Llegados a este punto, Cristo se convierte en una idea mía o, en la mejor de las hipótesis, en un recuerdo de algo que ha acontecido en el pasado.

     Siempre es posible anunciar a Cristo sea cual sea la situación social en la que se viva. No es necesaria ninguna preparación específica para el anuncio de Cristo sino haberse encontrado con Él."
(Angelo Escola)
     
     Actuamos como si pudiésemos controlar a Dios, contenerlo en una caja; pero la Gloria sale de los confines físicos del templo y nunca vuelve... hasta que el Siervo de YhWh entra en persona. ¿Y quién puede mantenerse en pie cuando aparece?  
    Su presencia está ahí fuera, los dones están operativos ahí fuera, el corazón de Dios está ahí fuera... Se trata de hacer discípulos y construir la comunidad, no de mantener edificios, gestionar programas y sostener el culto.


    La Vida en el Espíritu no tiene tope. Es nueva e imprevisible. Siempre “más adelante”. De un Grupo de Oración que camina en esta Vida, surgen múltiples procesos a grupos de profundización, ministerios, comunidades, acciones y asociaciones caritativas, de servicio, de formación, de evangelización… La primitiva Iglesia se movía en el Espíritu, como fuego en un cañaveral, fuera de las murallas. A la intemperie. 
Renovación Carismática, ¡vuelve al principio!

¡Los Hechos de los Apóstoles continúan!


     “Estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por miedo a los judías, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: “La paz con vosotros”. Dicho esto les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se alegraron de ver al Señor: Jesús repitió: “La paz con vosotros”. (Jn 20, 19-21)

     Cuando los cristianos hablamos de inmortalidad, no nos referimos simplemente al alma, al aspecto espiritual de la naturaleza humana. No. El hombre es una unidad de cuerpo y alma. Por lo tanto, como ha dicho Benedicto XVI, "lo  correcto es hablar no de la inmortalidad del alma, sino de la resurrección del ser humano completo, cuerpo y alma".
       La muerte es un momento fundamental y decisivo de nuestra vida. La angustia existencial ante ella llega a lo profundo de nuestro ser. C. West se pregunta con ironía: ¿Es la vida un "truco" cósmico en el que se nos concede un corto período de años solo para ser apagados por la muerte o podemos realmente esperar en el "trato" divino de una realización máxima, una felicidad, una dicha que nunca termina?
       Verdaderamente, Cristo ha vencido a la muerte y nos ha permitido mirarla a los ojos sin temor a volver a la nada.
      Cada Halloween saldrán signos de muerte para perseguirnos. ¡No tengamos miedo! Cuando salga el sol a la mañana siguiente, tendremos el testimonio de todos los santos que proclaman que la muerte no es la última palabra sobre la vida humana. La última palabra es la resurrección del ser humano completo, cuerpo y alma.