Comunidade Caná

Comunidad Católica de Alianza integrada por familias en el seno de la Renovación Carismática

La unción de APÓSTOL

By 20:42

APÓSTOL: Impulsa en la fe; invita a mirar las cosas de arriba, no las de la Tierra; muestra el camino; llama a la acción.


Este curso estamos desarrollando en nuestra comunidad el  Ministerio quíntuple. ¿Cómo llama a cada uno el Señor para trabajar en el Reino de Dios? Si acudimos a la Escritura, Pablo nos habla de cada una de las unciones específicas: «Y él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelistas, a otros, pastores y doctores, para el perfeccionamiento de los santos, en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo». (Efesios 4, 11-12)

Si vemos la manera, el estilo, las palabras que utilizamos cada uno de nosotros, descubriremos que una misma misión, un mismo servicio, cada uno lo realiza desde una de estas unciones: apóstol, profeta, maestro, pastor, evangelista. Esto es lo que está en nuestras entrañas, en nuestra identidad de Hijos de Dios.

El descubrimiento de estos dones que se complementan, nos dará “el poder que viene del Espíritu Santo”,así como unas relaciones más espirituales. Conocer los dones que tenemos es fundamental para crecer espiritualmente. Dios hace una llamada común que todos compartimos: anunciar el Evangelio. Y una llamada específica: cada uno tiene un llamamiento único que descubrir y seguir. Cada uno lleva el Reino de Dios allí dónde Dios le ha llamado.

¿Cuál es tu característica principal? ¿Con qué dones te ha diseñado Dios? Descubriéndolo podrás avanzar con alegría y responder a la llamada.

La unción de APÓSTOL

La palabra griega “apóstalos” significa uno que es enviado, un mensajero especial.
Los apóstoles son pioneros, abren el camino y lo preparan para que otros lo sigan. Los apóstoles ejercen la unción para predicar las verdades del Reino. Una señal inequívoca de un apóstol es la habilidad dada por el Señor para animar la creación de nuevas comunidades, adiestrando líderes e impartiendo dones: “Pues tengo ganas de veros, para comunicaros algún don espiritual que os fortalezca” (Rom 1, 11). 

El apóstol aborda retos que se suponen imposibles... Sin embargo, el inconveniente del apóstol es que no atiende las necesidades de su comunidad. No tiene ese don. Necesita a su lado otros que hagan esa tarea. Suele ocurrir que sus hermanos ven sus dones y milagros, pero sienten que allí no hay cuidados, afecto, empatía.

Tenemos un ejemplo bíblico muy claro cuando el Pueblo de Dios se queja en el desierto a Moisés, ¿Por qué nos has traído aquí? Vamos a morir de hambre y de sed... Eres un loco, un lunático, nos pones en peligro...

 MINISTERIO QUÍNTUPLE



0 comentarios