Comunidade Caná

Comunidad Católica de Alianza integrada por familias en el seno de la Renovación Carismática

Hachecehache 29

By 9:10 ,


De Iglesia en salida a Iglesia a la intemperie

   "La única relación verdadera que se puede tener con Cristo es la contemporaneidad. Relacionarse con un difunto, es una relación estética: su vida ha perdido el aguijón, no afecta a la mía; me permite admirarlo y me deja vivir a mi aire. La cuestión de la contemporaneidad de Cristo es decisiva para la salvación. 

    Y, en efecto, los mayores problemas de la Iglesia europea han comenzado permitiendo que se redujese a Jesucristo a un mito: algo que durante muchos siglos ha servido como muleta para la conciencia moral de la humanidad, la cual, hoy en día, puede caminar por sí misma. Llegados a este punto, Cristo se convierte en una idea mía o, en la mejor de las hipótesis, en un recuerdo de algo que ha acontecido en el pasado.

     Siempre es posible anunciar a Cristo sea cual sea la situación social en la que se viva. No es necesaria ninguna preparación específica para el anuncio de Cristo sino haberse encontrado con Él."
(Angelo Escola)

    La Vida en el Espíritu no tiene un tope. Es nueva e imprevisible. Siempre “más adelante”. De un Grupo de Oración que camina en esta Vida, surgen múltiples procesos a grupos de profundización, ministerios, comunidades, acciones y asociaciones caritativas, de servicio, de formación, de evangelización…  Renovación Carismática, ¡vuelve al principio, vuelve a los Hechos de los Apóstoles!



1 comentarios

  1. La *regla* de la *Providencia de Dios* es que hemos de *triunfar a través del fracaso*
    ---------------------------------------------
    "Dios me ha creado para hacerle un servicio definitivo.
    Me ha comprometido un trabajo que no se ha comprometido con otro.
    Tengo mi misión.
    Puede que nunca lo sepa en esta vida, pero me lo voy a decir en el siguiente.
    Soy un vínculo en una cadena, un vínculo de conexión entre las personas.
    Él no me ha creado para nada.
    Lo haré bien; haré su trabajo.
    Seré un ángel de la paz,
    un predicador de la verdad .
    Por lo tanto, voy a confiar en él, lo que sea que soy, nunca puedo ser arrojado lejos.
    Si estoy en enfermedad, mi enfermedad puede servirle, en perplejidad, mi perplejidad puede servirle.
    Si estoy en pena, mi dolor puede servirle.
    No hace nada en vano. Él sabe de lo que se trata.
    Puede que se lleve a mis amigos. Puede que me eche entre extraños. Puede que me haga sentir desolado, ocultar mi futuro de mí.
    Aún así, él sabe de lo que se trata."
    (_Cardenal Newman_)

    ResponderEliminar